Director de IATA critica el elevado costo de las pruebas PCR para viajar.

El director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) arremetió contra el elevado costo de las pruebas de COVID-19, acusando a los proveedores de aprovecharse de los viajes, y pidiendo al sector que cuestione si las PCR son necesarias.

Las aerolíneas europeas cuentan con un repunte de los viajes este verano, después de meses de restricciones por COVID-19, pero la demanda de pruebas de PCR que pueden costar más que los propios vuelos cortos amenaza la recuperación.

Te puede interesar: Cómo volar seguros a un año de la pandemia por covid-19.

“Estamos viendo claramente pruebas de especulación por parte de los proveedores de PCR”, dijo Willie Walsh, el nuevo director general de la IATA, en una conferencia virtual de la industria el martes, reseñó Reuters.

Afirmó que los gobiernos han ordenado la realización de pruebas de PCR y luego cobran el impuesto sobre el valor añadido por el coste de las mismas, una situación que, según él, debe ser cuestionada.

“El coste de las pruebas debería ser mucho menor de lo que es. Creo que tenemos que cuestionar si las pruebas de PCR son necesarias”, dijo Walsh.

Las pruebas de PCR pueden costar alrededor de 100 libras (140 dólares) en Gran Bretaña.

Los jefes de las aerolíneas, encabezados por el director ejecutivo de easyJet, Johan Lundgren, afirman que las pruebas PCR encarecerán demasiado los viajes para muchos y piden que las autoridades permitan a los viajeros utilizar las pruebas de flujo lateral o de antígenos, que son mucho más baratas y dan resultados más rápidamente.

“No podemos tener una situación en la que sólo los ricos puedan viajar. Sería una vergüenza y una desgracia, y todo el sector debería oponerse a ello. Las pruebas de flujo lateral y de antígeno rápido son “igual de eficaces” en un contexto en el que existen otras medidas para ayudar a gestionar el riesgo, añadió Walsh.

También te puede interesar