Una instrucción del ATC mal escuchada hizo que un A380 girara en sentido contrario, según informe.

Los pilotos de un Airbus A380 que giró a la izquierda en lugar de a la derecha mientras realizaba una aproximación frustrada para aterrizar en el aeropuerto de Sídney, en contra de una instrucción del control de tráfico aéreo (ATC), probablemente estaban experimentando una gran carga de trabajo, según una investigación de la Australian Transport Safety Bureau (ATSB).

Te puede interesar: Un avión de Ethiopian Airlines aterriza por error en aeropuerto en construcción en Zambia.

Un A380 de Singapore Airlines realizaba un servicio regular de pasajeros de Singapur a Sídney el pasado 9 de febrero de 2020. Los pilotos se había informado antes y durante el vuelo sobre la previsión de deterioro del tiempo en Sídney. Autorizado para una aproximación ILS (sistema de aterrizaje por instrumentos) a la pista 16R del aeropuerto, el A380 se encontró con una cizalladura por viento mientras descendía a unos 1.000 pies. En respuesta, la tripulación de vuelo inició una aproximación frustrada y avisó al control de tráfico aéreo de que estaban “dando la vuelta debido a la cizalladura del viento”.

Te puede interesar: Vuelo de ANA con destino a Frankfurt es desviado a un aeropuerto en Rusia.

El control de tráfico aéreo instruyó a la tripulación a girar a la derecha hacia un rumbo de 270°. El primer oficial leyó el rumbo, sin embargo, no incluyó la dirección del giro, y ATC no corrigió la lectura incompleta. La tripulación de vuelo comenzó entonces a girar la aeronave a la izquierda en lugar de a la derecha.

Posteriormente, el control de tráfico aéreo emitió una alerta de seguridad a la tripulación del A380, advirtiéndoles de la presencia de una aeronave Bombardier Dash 8 a unas 6 NM (11 km) en final para la pista 16L, y les indicó que giraran a la derecha y ascendieran inmediatamente. El ATC indicó entonces a la tripulación del Dash 8 que girara a la derecha para mantener la separación con el A380. Esto, a su vez, provocó una pérdida de separación entre el Dash 8 y un Boeing 737, que se encontraba en aproximación a la pista 16R.

La distancia mínima entre el Dash 8 y el 737 se redujo a 2,6 NM (4,8 km) lateralmente y a 1.300 pies (397 m) verticalmente.

“La ATSB descubrió que la tripulación de vuelo del A380 probablemente estaba experimentando una alta carga de trabajo gestionando un estado de la aeronave de alta energía como resultado de la realización de la recuperación de la cizalladura del viento y la aproximación frustrada”, dijo la Directora de Seguridad en el Transporte de la ATSB, Kerri Hughes.

“Esto, en combinación con la expectativa de que iban a girar a la izquierda, contribuyó a que la tripulación de vuelo no oyera bien la instrucción del ATC de girar a la derecha”.

Hughes indicó que el incidente pone de relieve la importancia de las lecturas para garantizar que las instrucciones del control del tráfico aéreo se entienden correctamente.

“La tripulación omitió la dirección del giro en su lectura, que no fue corregida por el control aéreo. Esto fue una oportunidad perdida para corregir la instrucción mal escuchada”.

“Este incidente pone de manifiesto la importancia de que la tripulación de vuelo complete las lecturas, así como que los controladores corrijan cualquier discrepancia de lectura inmediatamente”, agregó Hughes.

En respuesta al incidente, Singapore Airlines emitió un aviso a la tripulación de vuelo, destacando las estrategias para gestionar las situaciones de alta carga de trabajo, así como reiterando la importancia de las lecturas correctas y el reconocimiento del ATC.

También te puede interesar