Aerolíneas advierten retrasos al ver que operadores no aplazarán lanzamiento de la red 5G.

Las aerolíneas advirtieron sobre el aumento de las demoras en los vuelos después de que AT&T Inc. y Verizon Communications Inc. ignoraron una solicitud del gobierno de EE.UU. de posponer un nuevo servicio 5G que, según los preocupaciones de la aviación, pone en riesgo la seguridad porque puede interferir con la electrónica de la aeronave.

Las dos compañías móviles dijeron el domingo que la solicitud del secretario de Transporte, Pete Buttigieg y Steve Dickson, administrador de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), sería “en detrimento de” millones de clientes móviles. Las empresas dijeron que podrían ofrecer una pausa de seis meses cerca de algunos aeropuertos, informó Bloomberg.

La FAA y el DOT (por sus siglas en inglés, Departamento de Transporte) estaban considerando la respuesta el domingo, pero las aerolíneas y los reguladores predijeron impactos sustanciales en los horarios de vuelo si no hay algunos ajustes en el servicio 5G que comenzará el 5 de enero. El grupo comercial Airlines for America, aplicando en los casos las peores posibilidades, dijo que podría haber hasta 350.000 vuelos comerciales impactados por año a un costo de US$2.100 millones.

“Sin las mitigaciones adecuadas, el despliegue de 5G alrededor de los aeropuertos podría interrumpir hasta 345.000 vuelos de pasajeros, lo que afectaría a 32 millones de viajeros, además de 5.400 vuelos de carga cada año en forma de retrasos, desvíos o cancelaciones”, dijo Airlines for America en un comunicado el domingo.

Las nuevas señales 5G utilizarían un conjunto de ondas de radio recién disponibles para los proveedores de comunicaciones móviles. Las frecuencias están cerca de las utilizadas por los altímetros de radar con detección de altitud. Las aerolíneas y los fabricantes de aviones han dicho que eso crea una posibilidad de interferencia que podría dejar algunos aterrizajes inseguros.

La industria inalámbrica dijo que los niveles de potencia son lo suficientemente bajos como para evitar interferencias y que la brecha entre las frecuencias es lo suficientemente grande para garantizar la seguridad. El domingo, los operadores señalaron el lanzamiento de 5G como una prioridad, citando una carrera con China para ofrecer una amplia banda ancha móvil de alta velocidad y una creciente demanda de servicios inalámbricos en medio de la pandemia de Covid-19.

Hay mucho en juego para ambas industrias. La industria inalámbrica pagó más de US$80.000 millones en una subasta por el acceso a las frecuencias en cuestión, y AT&T y Verizon dependerán de ellos para las actualizaciones de red para competir con T-Mobile US Inc. en el suministro de la próxima generación de banda ancha móvil rápida.

En una carta el viernes, Buttigieg y Dickson pidieron a los proveedores de servicios inalámbricos una demora de hasta dos semanas. Los funcionarios pronostican una posible “interrupción generalizada e inaceptable” del tráfico aéreo a medida que los aviones eviten los aeropuertos bañados en señales 5G que podrían afectar los dispositivos electrónicos utilizados durante los aterrizajes.

Los operadores inalámbricos respondieron el domingo en una carta del director ejecutivo de cada compañía: Hans Vestberg de Verizon y John Stankey de AT&T.

“Su marco propuesto solicita que aceptemos transferir la supervisión de la inversión multimillonaria de nuestras empresas en 50 áreas metropolitanas sin nombre que representan la mayor parte de la población de EE. UU. a la FAA durante un número indeterminado de meses o años”, escribieron Vestberg y Stankey. “Peor aún, la propuesta está dirigida a solo dos empresas”.

Los ejecutivos de las empresas móviles dijeron que aceptar la propuesta sería “una abdicación irresponsable del control operativo requerido para desplegar redes de comunicaciones de clase mundial y competitivas a nivel mundial”.

Anteriormente, AT&T y Verizon acordaron reducir la potencia de sus señales 5G y establecer un retraso de 30 días, lo que retrasó el inicio del servicio a partir de diciembre.

Zonas de exclusión

Los proveedores de telefonía móvil en su carta conjunta del domingo dijeron que podrían estar dispuestos a comprometerse con una pausa de seis meses en el despliegue cerca de ciertos aeropuertos que serán seleccionados en negociaciones con funcionarios estadounidenses y la industria de la aviación.

Algún tipo de restricción en el servicio 5G cerca de las pistas podría limitar los impactos y dar a los grupos industriales y reguladores más tiempo para estudiar el potencial de interferencia. En su carta del viernes, Buttigieg y Dickson también sugirieron limitar el servicio cerca de “aeropuertos prioritarios” no especificados.

Los funcionarios de la FAA y el DOT estaban revisando la respuesta de las empresas y “los estándares de seguridad de la aviación de EE.UU. guiarán nuestras próximas acciones”, dijo la FAA en un comunicado enviado por correo electrónico.

La FAA y grupos de la industria, y un brazo de las Naciones Unidas, han expresado su preocupación por el uso de las ondas de radio desde 2015, dijo el domingo el regulador de aviación de EE.UU.

Los ejecutivos de AT&T y Verizon en la carta del domingo dijeron que si los intereses de la aviación no escalan su campaña contra las nuevas señales, se comprometerían a no desplegar torres cerca de ciertos aeropuertos durante seis meses. La oferta sigue el modelo de las zonas de exclusión en los aeropuertos de Francia, donde el servicio 5G está funcionando en frecuencias similares y han aterrizado aviones estadounidenses.

Los ejecutivos de ambas compañías dijeron que están “comprometidos a continuar” la cooperación con los intereses del transporte “con la condición de que la FAA y la industria de la aviación se comprometan a hacer lo mismo sin aumentar sus quejas, infundadas como son, en otros lugares”.

Solicitud de emergencia

Los grupos de aviación han argumentado que los niveles de potencia y las frecuencias aprobadas en otras naciones, incluida Francia, no son comparables a las de EE.UU.

El grupo comercial Airlines for America, en una petición de emergencia la semana pasada, pidió a la Comisión Federal de Comunicaciones que retrasara el despliegue planeado de 5G. El grupo comercial CTIA que representa los intereses inalámbricos le dijo a la FCC que rechazara la solicitud.

“Somos optimistas de que trabajando juntos podemos hacer avanzar la economía inalámbrica y garantizar la seguridad de la aviación”, dijo un portavoz de la FCC en un correo electrónico el domingo.

El domingo, el sindicato más grande de EE.UU. que representa a las tripulaciones de cabina, la Asociación de Pilotos de Línea Aérea, presentó una carta en la que decía que apoyaba la solicitud de A4A a la FCC de posponer el servicio. La acción de la FCC es “urgentemente necesaria” porque el tiempo es muy corto, dijo el sindicato.

Los funcionarios de transporte de EE UU. en su carta del viernes solicitaron un retraso de “no más de dos semanas”. Durante ese tiempo, la FAA y la industria de la aviación identificarían aeropuertos donde una zona de amortiguamiento permitiría que los vuelos continuaran de manera segura.

Por Todd Shields y Alan Levin

También te puede interesar