La NASA adjudica a Boeing un contrato para un demostrador de vuelo sostenible

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La NASA ha seleccionado a Boeing y a su equipo industrial para dirigir el desarrollo y pruebas de vuelo de un avión de demostración a escala real del Transonic Truss-Braced Wing (TTBW).

Las tecnologías demostradas y ensayadas en el marco del programa Sustainable Flight Demonstrator (SFD) servirán de base para futuros diseños y podrían dar lugar a mejoras revolucionarias en aerodinámica y eficiencia de combustible.

En combinación con los avances previstos en sistemas de propulsión, materiales y arquitectura de sistemas, un avión de pasillo único con una configuración TTBW podría reducir el consumo de combustible y las emisiones hasta un 30% en relación con los aviones de pasillo único más eficientes de la actualidad, dependiendo de la misión. El programa SFD pretende impulsar el compromiso de la industria de la aviación civil de alcanzar las emisiones netas de carbono cero para 2050, así como los objetivos establecidos en el Plan de Acción Climática de la Aviación de EE.UU. de la Casa Blanca.

El Boeing 737 MAX realiza su primer vuelo de pasajeros en China desde marzo de 2019

«El programa SFD tiene el potencial de hacer una importante contribución hacia un futuro sostenible», dijo Greg Hyslop, ingeniero jefe de Boeing y vicepresidente ejecutivo de Ingeniería, Pruebas y Tecnología. «Representa una oportunidad para diseñar, construir y volar un avión experimental a escala real, al tiempo que se resuelven problemas técnicos novedosos».

Unas alas ultrafinas arriostradas por puntales con mayores luces y relaciones de aspecto más elevadas podrían dar cabida a sistemas de propulsión avanzados que se ven limitados por la falta de espacio bajo el ala en las configuraciones actuales de aviones de ala baja. Para el vehículo de demostración, Boeing utilizará elementos de vehículos existentes y los integrará con componentes totalmente nuevos.

La financiación de la NASA a través del SFD Space Act Agreement asciende a 425 millones de dólares. El programa SFD también movilizará hasta 725 millones de dólares en financiación por parte de Boeing y sus socios industriales para dar forma al programa demostrador y satisfacer las necesidades de recursos requeridas. Por otra parte, las inversiones internas previas de Boeing para las fases recientes de investigación en aviación sostenible ascienden a 110 millones de dólares.

El concepto de fuselaje TTBW es el resultado de más de una década de desarrollo apoyado por la NASA, Boeing y las inversiones de la industria. En el marco de anteriores programas de la NASA, como el Subsonic Ultra Green Aircraft Research, Boeing llevó a cabo numerosas pruebas en túneles de viento y modelado digital para avanzar en el diseño del TTBW. Los primeros estudios conceptuales se iniciaron en el marco del programa de Aviación Ambientalmente Responsable de la NASA.

También te puede interesar