Southwest despliega un equipo para sacar los 737 MAX del lugar donde están almacenados.

Southwest Airlines ha enviado un equipo de mecánicos a Victorville, California para iniciar el largo proceso de sacar sus 34 aviones Boeing 737 MAX de su hibernación en el desierto, después de que el permiso de vuelo de los aviones fuera restaurado.

Te puede interesar: Southwest Airlines analiza comprar aviones Airbus A220.

No está claro cómo se sentirán los pasajeros al volar en el avión, aunque la respuesta de los clientes de Southwest al MAX en una encuesta reciente fue positiva, dijeron los ejecutivos, reseñó Reuters.

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. levantó el miércoles una inmovilización de 20 meses del Boeing 737 MAX provocada por dos accidentes que en conjunto mataron a 346 personas en cinco meses y ordenó una serie de cambios de seguridad que las aerolíneas deben completar antes de que los jets puedan volar con pasajeros nuevamente.

Te puede interesar: Southwest Airlines ofrece boletos desde US$49 para viajar en invierno.

La aerolínea de bajo costo Southwest es el mayor operador de 737 MAX del mundo y estaba apostando fuertemente por el avión para expandir su negocio antes de que la pandemia del coronavirus.

“Lo que cada cliente siente al hacer una reserva en un 737 MAX o al volar en un MAX es una expresión de comodidad personal que sabemos que va a ser diferente para cada persona”, dijo Alan Kasher, vicepresidente senior de las operaciones aéreas de Southwest.

Southwest no tiene previsto programar los vuelos del 737 MAX hasta el segundo trimestre de 2021, y permitirá que cualquier persona que se sienta incómoda con el vuelo de la aeronave pueda volver a reservar su vuelo sin cargo alguno.

Un equipo de mecánicos ya ha estado vigilando los 34 aviones de Southwest almacenados en Victorville, haciendo funcionar los motores y sistemas de forma regular, y un nuevo equipo está ahora allí para completar los cambios ordenados por la FAA, un proceso que llevará unas 280 horas, dijo Kasher.

Una vez que la FAA apruebe el trabajo, los aviones volarán a los principales hangares de la aerolínea para realizar comprobaciones y mantenimiento adicionales. Mientras tanto, sus 8.000 pilotos recibirán un nuevo entrenamiento de 737 MAX que incluirá unas dos horas en un simulador.

También te puede interesar