Czech Airlines, una de las más antiguas del mundo, declara su insolvencia.

La aerolínea CSA – Czech Airlines, una de las cinco más antiguas del mundo, ha declarado hoy su insolvencia en un tribunal de Praga, tras registrar una pérdida de 60 millones de euros en 2020, informó la entidad en un comunicado.

Te puede interesar: Lufthansa añade más destinos para el verano en una apuesta por la recuperación.

Propiedad en un 97,7 % de la compañía aérea privada de bajo coste Smartwings, CSA había solicitado hace seis meses una moratoria extraordinaria en el mismo juzgado, en el marco de la nueva legislación sobre la covid con la que se pretende aliviar los efectos de la pandemia en las empresas, reseñó EFE.

Te puede interesar: KLM Cityhopper recibe su primer Embraer E195-E2.

El número de pasajeros que el grupo checo -bajo las marcas CSA y Smartwings- transportó en 2020 en sus propios aviones (tanto en líneas regulares como en vuelos chárter) cayó un 83,7 % respecto al año anterior hasta 1,3 millones de viajeros debido a las restricciones de viaje impuestas para frenar el coronavirus.

En 2018, la aerolínea ganó 10,7 millones de euros, mientras que en 2019 obtuvo 0,5 millones.

CSA redujo su plantilla desde el pasado verano de 700 a 430 trabajadores, y ahora tiene previsto despedir al resto, según el diario “Hospodarske Noviny”.

Se estima que los clientes de CSA, que adquirieron billetes por valor de 38 millones de euros y que aún no han sido utilizados, tendrán que encajar esta pérdida.

La aerolínea CSA fue fundada en 1923 y es una de las cinco más antiguas del mundo.

Foto: Alan Lebeda

También te puede interesar