Este propulsor eléctrico para aviones reduce sus costes operativos.

Blue Bear Systems Research (UAS) ha creado un consorcio en el que participan siete empresas ubicadas en Reino Unido para desarrollar un módulo de propulsión totalmente eléctrico que mejora el rendimiento de las aeronaves y reduce sus costes operativos. Este motor eléctrico de próxima generación cuenta con un diseño escalable y es el primero de una gama de productos que serán adecuados para su uso a corto plazo en aviones eléctricos de menos de cinco toneladas, reseñó Híbridos y Eléctricos.

Te puede interesar: Boeing continúa trabajando en la tecnología del 797.

El proyecto, responde a las siglas InCEPTion (Integrated Flight Control, Energy Storage and Propulsion Technologies for Electric Aircraft o Control de vuelo integrado, almacenamiento de energía y tecnologías de propulsión para aeronaves eléctricas). Ha sido lanzado este mes y su duración será de 24 meses. El objetivo es entregar un módulo de propulsión cero emisiones, silencioso, eficiente y de alta densidad de energía. Una de las características principales de este módulo de propulsión será su escalabilidad, lo que le permitirá diferentes combinaciones para alimentar múltiples conceptos de vehículos, como grandes drones de carga, aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), aeronaves destinadas a viajes regionales y subregionales. Como consecuencia, se abrirá el campo a una amplia gama de servicios de movilidad, desde la entrega de mercancías hasta los desplazamientos de personas.

Te puede interesar: Boeing se compromete a entregar aviones comerciales que vuelen con combustibles 100% sostenibles.

El grupo trabajará en integrar este módulo aviones más silenciosos, más eficientes y menos contaminantes conviviendo con el resto de la infraestructura de transporte, asegurando que los aviones puedan volar hacia y desde una red rentable de pequeñas bases operativas. El grupo también desarrollará la infraestructura terrestre de apoyo. En ella se incluyen los sistemas de regulación y control necesarios para utilizar estos nuevos aviones de forma práctica y segura. El valor de un espacio aéreo de uso mixto se demostrará a través de simulación innovadora y las aplicaciones en el mundo real.

Según Yoge Patel, director ejecutivo de Blue Bear “el módulo de propulsión de InCEPTion aportará una tecnología revolucionaria a la aviación tripulada y no tripulada, ofreciendo un rendimiento y un valor inigualables en este sector emergente”. El proyecto aborda los desafíos de la tecnología, la capacidad y la cadena de suministro. Está respaldado y cofinanciado por el Instituto de Tecnología Aeroespacial del Reino Unido (ATI) e Innovate UK. Se trata de una inversión conjunta del gobierno y la industria para mantener y hacer crecer la posición competitiva del Reino Unido en el diseño y fabricación aeroespacial civil.

Además de Blue Bear Systems Research, que liderará el consorcio, también participan en él Hélices Dowty y Drive System Design, especialistas en sistemas de propulsión electrificados, M&I Materials especialistas en materiales, el laboratorio Whittle de la Universidad de Cambridge y el Centro de investigación acústica de la Universidad de Salford.

Por Gonzalo García

También te puede interesar