La pandemia ralentizará la fabricación de aviones en los próximos diez años.

La ralentización del crecimiento de la demanda de pasajeros y los retos a los que se enfrenta esta industria moderarán el crecimiento de la flota mundial de aeronaves en los próximos diez años a un ritmo anual del 2,5%, frente a la previsión del 3,4% antes del estallido de la pandemia, según el informe ‘Global Fleet & MRO Market Forecast 2021-2031’ de Oliver Wyman.

Te puede interesar: Boeing continúa trabajando en la tecnología del 797.

En concreto, se estima que para 2031 la flota mundial se situará en 36.570 aeronaves, lo que supone una tasa de crecimiento anual del 2,5%, que se compara con la previsión de crecimiento del 3,4% anual (hasta más de 39.000 aeronaves) que se estimaba para el periodo 2020-2030 antes del estallido de la pandemia y con una tasa anual de crecimiento del 3,2% durante 2010-2020, reseñó EuropaPress.

Te puede interesar: Airbus explora diseño de avión de cuerpo estrecho con GE.

Según los expertos de la firma, la considerable presión financiera que seguirán experimentando las aerolíneas en el corto plazo, su necesidad de preservar la caja y de adaptarse a una nueva realidad marcada por la menor demanda de pasajeros llevarán a ajustes en la flota aérea a nivel global, con la consiguiente repercusión en la industria aeronáutica y en el negocio de los proveedores de servicios de mantenimiento, reparación y puesta a punto de aeronaves (MRO).

“La aviación comercial moderna nunca antes se había enfrentado a una lista tan larga de retos como la provocada por el Covid-19. Desde Oliver Wyman, estimamos que se necesitarán años para ajustar la flota mundial de aeronaves a esta nueva realidad y, aun así, no prevemos que la industria logre recuperar en la próxima década todo lo que se ha perdido con la pandemia”, señala Tom Cooper, vicepresidente de Oliver Wyman y principal autor del informe.

A más corto plazo, la firma estima que este año la flota mundial de aviones será de 23.715 unidades, una cifra un 15% inferior a la de enero de 2020 y que queda también por debajo de las 28.800 aeronaves que, hace un año, se preveía alcanzaría la flota aérea mundial en esta fecha.

No será hasta 2022 cuando la flota aérea logre recuperar el tamaño que tenía antes del Covid-19 y lo hará gracias a la vuelta al servicio de los aviones de fuselaje estrecho destinados a cubrir rutas domésticas, mientras que las aeronaves de fuselaje ancho, para vuelos internacionales, podrían tardar en hacerlo dos años más, hasta 2024, por las restricciones impuestas a los viajes transfronterizos.

Asia liderará el crecimiento de la flota en la próxima década

Según anticipa el informe, el crecimiento de la flota mundial en la próxima década estará impulsado fundamentalmente por China, con una tasa anual de aumento de su flota de aeronaves del 4,5% hasta sumar más de 5.700 unidades en 2031, así como por otros países de la región de Asia-Pacífico (4,5%), Oriente Próximo (2,8%) e India (con un crecimiento en tasa anual del 8,7%, hasta superar los 1.500 aviones en 2031).

Durante los últimos años, los mercados emergentes de Asia han registrado el crecimiento de flota más fuerte, lo que eventualmente hará que esa región sea el líder del mercado si el patrón continúa como se esperaba. Desde 2010, la participación de la flota mundial de Asia, incluida China, ha crecido del 22% al 31%. Para 2031, se espera que el sólido crecimiento de la flota de Asia aumente su participación global al 37%.

Europa del Este y Oriente Medio también se han convertido en motores de crecimiento de la flota mundial y se prevé que registren tasas de crecimiento similares a las de China durante los próximos 10 años. Gran parte de este crecimiento está impulsado por la cantidad significativa de pedidos de aviones de fuselaje estrecho de esas regiones.

También te puede interesar