El aeropuerto de Bogotá será el primero de Sudamérica en instalar sistema de alerta de windshear.

El Aeropuerto Internacional El Dorado en Bogotá, Colombia, recientemente nombró como socio meteorológico para la seguridad de las operaciones aeroportuarias a DTN, empresa líder en datos, análisis y tecnología. El aeropuerto estará equipado con el Sistema MetConsole de alerta de cizalladura del viento (windshear) basado en LiDAR (LiDAR Windshear Alerting System, LiWAS) de DTN, la solución de última generación para rastrear los vientos que pueden amenazar la seguridad humana y la operación de las aeronaves. El sistema se integrará totalmente con los sistemas automáticos de observación meteorológica existentes en el aeropuerto, lo que dará lugar a una de las soluciones meteorológicas más completas que puede tener un aeropuerto.

Te puede interesar: El nuevo aeropuerto de Cusco: “deuda pendiente” que amenaza al patrimonio.

“Para Aerocivil, el aeropuerto de El Dorado no solo es un referente en Colombia, sino en toda Sudamérica”, afirmó Alejandro Reina, Coordinador General de Sistemas para la Meteorología Aeronáutica. “El aeropuerto de El Dorado debe utilizar los sistemas más vanguardistas para ofrecer la máxima seguridad y confianza a sus pasajeros, y cumplir escrupulosamente con las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional”.

Te puede interesar: Pasajeros que ingresen a Venezuela por Maiquetia deberán pagar $60 por prueba PCR.

El aeropuerto de Bogotá es el segundo más grande de Sudamérica, con más de 35 millones de pasajeros cada año que dependen de un viaje seguro a través de este centro internacional. Es el primer aeropuerto de Sudamérica que invierte en este tipo de sistema, que ofrecerá los más avanzados análisis meteorológicos para apoyar a los pilotos y para ayudarlos a detectar y a evitar rápidamente los vientos volátiles y peligrosos.

“En DTN nos comprometemos a aportar nuestro conocimiento para apoyar a quienes alimentan, impulsan y protegen nuestro mundo”, declaró Marc Chesover, presidente de DTN. “La selección de Aerocivil de DTN como socio del Aeropuerto Internacional El Dorado representa su compromiso por garantizar el acceso a la mejor tecnología meteorológica disponible. Con nuestro análisis avanzado e inteligencia operativa, los pilotos que entren y salgan de este aeropuerto podrán reaccionar rápidamente para evitar vientos peligrosos en la pista y en el aire”.

La cizalladura del viento (windshear), clasificada como un cambio repentino en la velocidad o dirección del viento, supone el mayor peligro para las aeronaves durante las fases de despegue y aterrizaje, donde hay poco tiempo o espacio para maniobrar. Típicamente invisible al ojo humano, la cizalladura del viento puede desarrollarse en segundos, ocurrir en direcciones horizontales o verticales y en altitudes altas o bajas. Los vientos volátiles se desarrollan en una amplia variedad de condiciones meteorológicas, incluso en tiempo despejado y no lluvioso, por lo que es imperativo estar rápidamente alertado de las condiciones en desarrollo.

Por Lori Johnson – DTN

También te puede interesar