El Boeing 737 MAX 10 realiza su primer vuelo de prueba.

El Boeing 737 MAX 10, el miembro más grande de la familia de aviones de un solo pasillo, despegó este viernes en su primer vuelo de prueba.

En un inusual cambio respecto a las relaciones públicas que rodean a los primeros vuelos, el evento se mantuvo deliberadamente discreto, ya que Boeing trata de sortear las crisis superpuestas causadas por los 20 meses de inmovilización tras dos accidentes y la pandemia COVID-19.

Te puede interesar: Finalmente Ryanair recibe su primer Boeing 737 MAX 8-200.

El avión partió a las 10:07 a.m. del aeropuerto municipal de Renton, cerca de Seattle, bajo un cielo azul despejado, presagiando meses de pruebas y trabajo de certificación de seguridad antes de que entre en servicio en 2023, informó Reuters.

El vuelo mostró un sistema de tren de aterrizaje renovado que ilustra la batalla de la industria por exprimir el máximo kilometraje posible de la actual generación de aviones de pasillo único.

Este sistema eleva la altura del tren de aterrizaje durante el despegue y el aterrizaje, un diseño necesario para compensar la longitud adicional del MAX 10 y evitar que la cola roce la pista en el despegue.

Te puede interesar: EE.UU. dialoga con China sobre la aprobación del Boeing 737 Max.

El 737-10, de 230 plazas, está diseñado para cerrar la brecha entre su 737-9, de 178 a 220 plazas, y el A321neo de Airbus, de 185 a 240 plazas, que domina la parte superior del mercado de aviones de fuselaje estrecho.

Sin embargo, las oportunidades de mercado del 737 MAX 10 se ven limitadas por su alcance de 3.300 millas náuticas (6.100 km), que no llega a las 4.000 millas náuticas del A321neo.

Además, Boeing debe completar la certificación de seguridad del avión en un contexto normativo más estricto, después de que dos accidentes mortales de una versión más pequeña del 737 MAX dejaran en tierra el modelo durante casi dos años, con una prohibición de seguridad aún vigente en China.

Mientras que el MAX 8 es el avión que más rápido se vende de Boeing, la lentitud de las ventas de los modelos MAX 9 y 10 ha puesto al fabricante en desventaja frente al A321neo.

Aun así, Boeing afirma que confía en el MAX 10 y está intensificando sus esfuerzos para vender más aviones, con objetivos clave como la irlandesa Ryanair.

También te puede interesar