EE.UU. prepara nuevas normas para proteger a los pasajeros de las aerolíneas.

La forma en que las aerolíneas gestionan las tarifas adicionales y opcionales -como los cargos por facturar una maleta o reservar un asiento específico- podría cambiar según un conjunto de normas que está desarrollando la administración Biden.

Te puede interesar: American Airlines anuncia nuevas rutas a Colombia y México.

Las normas, que exigen reembolsos más rápidos y la divulgación de las tarifas por adelantado, están siendo elaboradas por el Departamento de Transporte de EE.UU., según Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca. Deese dijo en una reciente sesión informativa de la Casa Blanca que los planes «protegerán a los pasajeros de las aerolíneas y promoverán una competencia justa en la industria aérea», según informó CNN.

Las propuestas llegarán tras un importante aumento de las quejas de los consumidores sobre las aerolíneas, casi todas ellas expresando su insatisfacción con las políticas de reembolso de las aerolíneas.

La primera propuesta, que se dará a conocer dentro de unos días, exigirá a las compañías aéreas la devolución de las tasas adicionales en más circunstancias que las que se exigen actualmente, según una fuente familiarizada con los planes.

Te puede interesar: United Airlines confirma mega pedido de 270 aviones Boeing y Airbus.

Exigirá a las aerolíneas el reembolso de las tasas por las maletas facturadas que lleguen con retraso, según la fuente: más de 12 horas de retraso en un vuelo nacional y 25 horas en un vuelo internacional. Si la maleta no se entrega en ese plazo, la norma exigiría el reembolso de las tasas de la maleta facturada. El funcionario dijo que las normas actuales de reembolso se aplican a los equipajes perdidos, pero no a los retrasados.

La propuesta también exigiría el reembolso inmediato de las tasas opcionales si el servicio -como la elección de asiento y el uso de Internet Wi-Fi- no funciona o no se utiliza, dijo la fuente. La actual norma federal que exige este tipo de reembolso se limita a los casos en que la aerolínea no permite al pasajero embarcar.

Otra propuesta, que saldrá a finales de este año, exigiría a las aerolíneas que informen a los clientes, antes de vender los billetes, de las tasas por equipaje y por cambio o cancelación de billetes.

«Esta divulgación evitaría que las familias sean golpeadas con tarifas aéreas ocultas y permitiría a las familias comparar entre las opciones de vuelo más fácilmente para que puedan obtener los mejores boletos disponibles», dijo el funcionario.

Las tarifas de equipaje, cambio y cancelación sumaron 8.600 millones de dólares en 2019, según los informes del Departamento de Transporte.

Las quejas sobre las políticas y acciones de las aerolíneas se dispararon el año pasado durante la pandemia. El Departamento de Transporte informó que recibió más de 102.000 quejas de consumidores en 2020, frente a solo 15.000 el año anterior.

Más del 87% de las quejas se referían a los reembolsos de las aerolíneas, lo que llevó a los funcionarios a emitir avisos oficiales para recordarles las normas. Dos veces el año pasado -en abril y mayo- el Departamento de Transporte recibió más quejas sobre reembolsos solo que las que había recibido sobre todos los temas combinados en todo 2019.

Varios senadores y congresistas demócratas pidieron el mes pasado al Departamento de Transporte que interviniera y eliminara las fechas de caducidad de los créditos de vuelo emitidos a los pasajeros de las aerolíneas durante la pandemia de coronavirus.

El departamento ha propuesto una multa de más de 25 millones de dólares contra Air Canada por supuestas infracciones en el reembolso de billetes, que la aerolínea ha disputado.

También te puede interesar