La FAA investiga si se presiona a los empleados de Boeing en materia de seguridad.

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) está abriendo una nueva revisión a Boeing después de que una encuesta realizada a los ingenieros de la empresa revelara que un porcentaje considerable de ellos no podía plantear problemas de seguridad sin interferencias

Te puede interesar: El Boeing 737 MAX realiza primeras pruebas de vuelo en China.

La encuesta realizada por la FAA entre mayo y julio reveló que el 35% de los empleados de Boeing entrevistados plantearon problemas de conflictos de intereses y falta de independencia, según una carta dirigida a la empresa publicada por la agencia este martes.

La acción de la FAA es la última que analiza las prácticas de seguridad de Boeing tras los dos accidentes mortales de los 737 Max de la compañía.

Te puede interesar: Brasil: ANAC emite certificado de tipo del Boeing 787.

“La cultura empresarial de Boeing parece impedir que los miembros de la unidad ODA se comuniquen abiertamente con la FAA”, dice la carta obtenida por Bloomberg. ODA se refiere a la autorización de designación de la organización, el grupo dentro de Boeing que está autorizado a tomar decisiones de seguridad en nombre del gobierno y se supone que debe permanecer independiente.

“Estas preocupaciones requieren una revisión objetiva y una mayor investigación de los hechos”, indica la carta, firmada por Ian Won, el jefe en funciones de la oficina de la FAA que supervisa a Boeing.

La agencia entrevistó a 32 empleados de Boeing de los 1.400 que participaron en la ODA, dijo la FAA en un correo electrónico. Esto significa que 11 expresaron sus preocupaciones.

El ODA de Boeing fue un tema central en las revisiones de los accidentes del Max realizadas por el Congreso y otros grupos externos. Los empleados de Boeing firmaron el diseño final del sistema implicado en los accidentes después de que un rediseño lo hiciera significativamente más arriesgado, según las investigaciones.

A principios de este año, Boeing acordó pagar 6,6 millones de dólares en sanciones civiles a la FAA por infracciones de seguridad, entre las que figuraba la de ejercer “presiones indebidas” sobre los miembros de la ODA.

También te puede interesar