La nipona ANA prevé pérdidas en 2021 y prepara unos 9.000 despidos.

All Nippon Airways (ANA), la mayor aerolínea de Japón, anunció este viernes que prevé registrar unas pérdidas netas de 100.000 millones de yenes (755 millones de euros) en el ejercicio fiscal de 2021 y planea efectuar unos 9.000 despidos.

La matriz de ANA había antes estimado unos beneficios de 3.500 millones de yenes (100 millones de euros) para el año fiscal actual, que concluirá el 31 de marzo de 2022, tras las pérdidas récord de 404.620 millones de yenes (3.050 millones de euros) de 2020 a raíz de la caída de la demanda por la pandemia, informó la agencia EFE.

Etihad Airways realiza vuelo que reduce las emisiones de carbono en un 72%.

El grupo calcula, además, que incurrirá en un déficit operativo de 125.000 millones de yenes (940 millones de euros), frente al superávit previsto anteriormente, mientras que espera que su facturación por ventas aumente un 45,5 % interanual hasta 1,06 billones de yenes (7.990 millones de euros), señaló hoy en su informe financiero semestral.

ANA anotó unas pérdidas netas de 98.800 millones de yenes (745 millones de euros) entre abril y septiembre, primera mitad de su año fiscal, debido a la lentitud de la recuperación de la demanda ante las continuas restricciones de entrada de muchos países y el estado de emergencia en Japón, vigente durante más del 90 % del período.

Emirates contratará 6.000 empleados en distintas áreas en los próximos seis meses.

La facturación del grupo aumentó un 47,7 % interanual en esos meses hasta 431.100 millones de yenes (3.250 millones de euros).

Pese a que el volumen de pasajeros a nivel nacional se incrementó un 52,8 % interanual hasta 7,14 millones de personas en el semestre, la demanda sigue siendo baja en el exterior, por el férreo cierre fronterizo vigente en el archipiélago japonés, y solo 327.000 pasajeros del exterior volaron con ANA.

“La revisión de las previsiones refleja nuestra conclusión de que los ingresos estimados para el segundo semestre no serán suficientes para cubrir la falta de ingresos durante la primera mitad del año”, explicó la aerolínea en su informe financiero.

El grupo espera retornar a ganancias en enero-marzo, el último trimestre de su ejercicio fiscal.

En la situación actual, ha elaborado un plan de reestructuración de sus actividades comerciales de aviación y de personal, en el que contempla unos 9.000 despidos para 2025, en torno al 20% de la fuerza laboral de este segmento, a través de la disminución de contrataciones y jubilaciones anticipadas, según recogió la cadena pública NHK.

Foto: Geofrog/Wikimedia

También te puede interesar