Asamblea Anual de la IATA aprueba resolución para lograr cero emisiones de carbono para 2050.

La 77ª Asamblea General Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) aprobó una resolución para que el sector del transporte aéreo mundial logre cero emisiones de carbono netas para 2050. Este compromiso se alineará con el objetivo del Acuerdo de París de que el calentamiento global no supere los 1,5 °C.

Te puede interesar: Emirates reanudará sus vuelos a Londres-Gatwick en diciembre.

«Las aerolíneas del mundo han tomado una decisión trascendental para garantizar que volar sea sostenible. La reconexión posterior a la COVID-19 estará en un camino claro hacia la red cero. Eso garantizará la libertad de las generaciones futuras para explorar, aprender, comerciar, construir mercados, apreciar culturas y conectar con personas de todo el mundo de forma sostenible. Con los esfuerzos colectivos de toda la cadena de valor y las políticas gubernamentales de apoyo, la aviación alcanzará las emisiones netas cero en 2050», dijo Willie Walsh, Director General de la IATA.

Te puede interesar: ITA, la sucesora de Alitalia, comprará 28 aviones Airbus y alquilará 31.

Lograr las emisiones netas cero será un reto enorme. El sector de la aviación debe reducir progresivamente sus emisiones y, al mismo tiempo, satisfacer la creciente demanda de un mundo ávido de volar. Para poder atender las necesidades de los diez mil millones de personas que se espera que vuelen en 2050, habrá que reducir al menos 1,8 gigatoneladas de carbono en ese año. Además, el compromiso neto cero implica que se reducirá un total acumulado de 21,2 gigatoneladas de carbono de aquí a 2050.

Un factor clave inmediato es el Sistema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA) de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Esto estabilizará las emisiones internacionales en los niveles de 2019 a corto y medio plazo. En la resolución de hoy se reafirma el apoyo a esta medida.

La resolución exige que todas las partes interesadas de la industria se comprometan a abordar el impacto medioambiental de sus políticas, productos y actividades con acciones concretas y plazos claros, incluyendo:

  • Las empresas productoras de combustible que introduzcan en el mercado combustibles de aviación sostenibles (SAF) a gran escala y con costes competitivos.
  • Gobiernos y proveedores de servicios de navegación aérea (ANSP) que eliminen las ineficiencias de la gestión del tráfico aéreo y de la infraestructura del espacio aéreo.
  • Los fabricantes de aviones y motores que produzcan tecnologías de fuselaje y propulsión radicalmente más eficientes.
  • Los operadores aeroportuarios que proporcionen la infraestructura necesaria para suministrar SAF, a precio de coste, y de forma rentable.

También te puede interesar