Tata pagará 2.400 millones de dólares para recuperar el control de Air India.

Tata Sons se hará cargo de Air India tras una oferta ganadora de 2.400 millones de dólares, incluyendo el capital y la deuda, dijo este gobierno el viernes, marcando el final de años de lucha para privatizar la aerolínea con problemas financieros.

Qantas reanudará sus vuelos internacional antes de lo previsto.

El éxito de la venta de la deficitaria aerolínea nacional será una gran victoria para el primer ministro Narendra Modi, ya que ha costado a los contribuyentes una media de casi 3 millones de dólares al día durante la última década. También sería un buen augurio para las ventas de participaciones previstas en una serie de empresas estatales para reforzar las arcas del gobierno y convertir a la India en una economía totalmente orientada al mercado, reseñó Reuters.

Talace Pvt Ltd, una unidad de Tata Sons -el holding del conglomerado siderúrgico Tata, propietario del fabricante de coches de lujo Jaguar Land Rover-, adquirirá el 100% de Air India, según declaró Tuhin Kanta Pandey, secretario del Departamento de Inversión y Gestión de Activos Públicos.

Etihad Airways busca contratar hasta 1.000 Tripulantes de Cabina.

El acuerdo, que se espera que se cierre a finales de año, devuelve a Air India a las manos del grupo que la fundó como Tata Airlines en 1932 antes de que fuera nacionalizada en 1953.

El importe de la oferta incluye la asunción por parte de Tata de 2.000 millones de dólares del total de la deuda de Air India, que asciende a unos 400 millones de dólares, que pagará al gobierno.

Tata opera actualmente dos aerolíneas: Vistara y AirAsia India.

El vástago de la familia y presi El vástago de la familia y presidente emérito de Tata Sons, Ratan Tata, dijo en Twitter que, aunque se necesitará «un esfuerzo considerable para reconstruir Air India», ésta proporcionará una fuerte oportunidad de mercado a la presencia de Tata en la industria de la aviación.

La adquisición otorgará a Tata 4.400 franjas horarias nacionales y 1.800 internacionales adicionales en los aeropuertos indios anualmente, así como 900 franjas horarias en aeropuertos del extranjero, las más lucrativas de las cuales se encuentran en el Heathrow de Londres.

Tata también ganará 8.000 empleados a tiempo completo y unos 120 aviones, en su mayoría antiguos Airbus de fuselaje estrecho, pero también algunos Boeing de fuselaje ancho más recientes.

«Air India proporciona una huella internacional única y atractiva», dijo Tata Sons en un comunicado, añadiendo que más de dos tercios de los ingresos de la aerolínea proceden de mercados internacionales como Norteamérica, Europa y Oriente Medio.

También te puede interesar