China está satisfecha con los cambios del Boeing 737 MAX.

El regulador de la aviación de China ha dicho a las aerolíneas que está satisfecha con los cambios de diseño que Boeing ha propuesto para su avión 737 MAX y que podrían resolver los problemas de seguridad, en una señal de que está más cerca de levantar una prohibición de vuelo de más de dos años en los cielos chinos.

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) invitó a las aerolíneas a dar su opinión sobre una propuesta de directiva de aeronavegabilidad para el 737 MAX antes del 26 de noviembre, según una notificación sin fecha vista por Reuters.

Boeing acepta la responsabilidad del accidente del 737 Max de Ethiopian Airlines.

La directiva esboza procedimientos específicos que los pilotos deben realizar en caso de problemas similares a los que surgieron en dos accidentes mortales antes de la inmovilización del avión en marzo de 2019. También enumera todos los sistemas que deben funcionar para que el avión pueda despegar.

El regreso a los cielos de China, el mayor mercado aeronáutico del mundo, sería un gran impulso para Boeing.

El aviso de la CAAC indicaba que, tras una revisión exhaustiva de los cambios propuestos por Boeing, incluido el diseño del software de control de la aviación y el sistema de visualización, evaluaba que los cambios podrían eliminar las situaciones inseguras que provocaron los accidentes.

Boeing dice estar en conversaciones avanzadas para vender el 777X Freighter.

Boeing ha dicho que el 737 MAX realizó un vuelo de prueba con éxito para la CAAC en agosto.

El consejero delegado de Boeing, David Calhoun, dijo el mes pasado que la compañía estaba trabajando para obtener las aprobaciones chinas a finales de año para que el 737 MAX pueda volar, y se espera que las entregas se reanuden en el primer trimestre de 2022.

Alrededor de un tercio de los 370 aviones 737 MAX no entregados que están almacenados son para clientes chinos.

Antes de que el 737 MAX quedara en tierra, Boeing vendía una cuarta parte de los aviones que construía anualmente a compradores chinos, su mayor cliente.

Más allá de los problemas de seguridad, las ventas de Boeing en China se han visto perjudicadas por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, ya que Washington acusa a Pekín de bloquear las compras de aviones Boeing por parte de sus aerolíneas nacionales.

También te puede interesar