Rusia quiere volar sola y no depender Airbus y Boeing

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La industria aeronáutica rusa intentará prescindir de Occidente, utilizando piezas fabricadas localmente para producir 1.000 aviones de aquí a 2030 y dejar de depender de Boeing y Airbus, según declaró Rostec.

Las declaraciones de Rostec, una vasta corporación estatal dirigida por un estrecho aliado del presidente Vladimir Putin que incluye al único fabricante de aviones civiles de Rusia, son el indicio más fuerte hasta ahora de que el sector de la aviación del país ve la confrontación con Occidente como un cisma permanente.

Xiamen Airlines se cambia a Airbus y ordena 40 aviones A320neo.

La imposición por parte de Occidente de las sanciones más severas de la historia moderna después de que Moscú enviara miles de tropas a Ucrania ha forzado el mayor cambio en la economía rusa desde el desmoronamiento de la Unión Soviética entre 1989 y 1991.

Los aviones extranjeros, principalmente de Boeing y Airbus, representan el 95% del tráfico de pasajeros, pero las sanciones hacen que no haya repuestos, ni perspectivas de que los haya.

En agosto, Reuters informó que las aerolíneas rusas estaban desmontando aviones para asegurarse las piezas de repuesto que ya no pueden comprar en el extranjero debido a las sanciones.

Pero Rostec, dirigida por Sergei Chemezov, ve la agitación como una oportunidad para construir una industria aeronáutica fuerte y autosuficiente.

Las aerolíneas rusas han invertido en aviones Boeing y Airbus para reconstruir sus flotas tras el caos de la década de 1990. Forjar una alternativa nacional competitiva será difícil.

China Airlines confirma pedido de hasta 24 aviones Boeing 787-9.

El objetivo de construir 1.000 aviones para 2030 es «básicamente imposible», según el analista aeroespacial Richard Aboulafia, director general de AeroDynamic Advisory, con sede en Estados Unidos.

En comparación con el nuevo objetivo de siete años, Rusia y el resto de la Unión Soviética sólo habían construido un total combinado de unos 2.000 grandes aviones comerciales, añadió Aboulafia.

Cuando se trata de aeronaves modernas, el único fabricante de aviones civiles de Rusia, United Aircraft Corporation (UAC), está limitado por la falta de modelos, capacidad de fabricación y componentes extranjeros.

La mitad de los componentes y tecnologías utilizados en la industria aeronáutica rusa en 2021 proceden de países extranjeros, según un documento titulado: «Sobre las direcciones estratégicas de la actividad en las nuevas condiciones para el período hasta 2030» elaborado por el gobierno.

«Nuestro próximo objetivo es, en el menor tiempo posible, completar la sustitución de las piezas importadas que fueron entregadas desde el extranjero, para los prometedores proyectos de aviación – SSJ-New y MS-21», dijo Rostec.

Por Gleb Stolyarov – Reuters

También te puede interesar