Airbus Beluga Transport obtiene su certificado de operador aéreo

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Hace poco menos de dos años, en enero de 2022, Airbus lanzó su servicio de carga aérea a gran escala, Airbus Beluga Transport (AiBT), operado por Airbus Transport International (ATI). Sin embargo, la visión siempre fue crear una aerolínea dedicada con su propio Certificado de Operador Aéreo (AOC).

«Para nuestro expediente final habíamos estado recopilando muchos documentos durante el primer semestre de este año, que abarcaban la Seguridad de Vuelo, las Operaciones de Vuelo, las Operaciones en Tierra, las Operaciones Técnicas y la Formación de la Tripulación», recuerda Benoît Lemonnier, Director General de AiBT.

«Lo presentamos a finales de junio de 2023, tras lo cual respondimos a preguntas y lo afinamos durante el verano. Por supuesto, no empezamos de cero, ya que nos habíamos basado en la documentación y los procesos de ATI.»

Una vez superada con éxito la auditoría decisiva de las autoridades el 26 de septiembre, quedaba una importante «casilla por marcar»: el certificado de «Organización de Mantenimiento y Aeronavegabilidad Continuos» (CAMO), que llegó a principios de noviembre. Con todas estas aprobaciones conseguidas, AiBT podía por fin considerarse realmente una «compañía aérea» y operar con su propio AOC.

Operar como aerolínea de carga autónoma

«Por supuesto, desarrollamos nuestras instalaciones, que incluyen la nueva sede de la oficina principal, cerca del aeropuerto de Blagnac», dice Benoît. «También hemos asegurado nuestra base operativa de aeronaves en el aeropuerto de Francazal, cerca de Toulouse, con dos plazas de aparcamiento específicas. Desde allí, nuestro personal de tierra ha ido desarrollando la capacidad y las aptitudes necesarias para preparar el Beluga y sus misiones, especialmente en lo que se refiere a la carga y descarga de los palés de transporte, así como a la gestión y el mantenimiento de la aeronave.»

Por qué 2023 fue un año récord para la familia Airbus A320

El otro gran pilar de la incipiente operación fue la transferencia oficial de los BelugaST del registro de flota de ATI al de AiBT (en régimen de arrendamiento de Airbus). En la actualidad, la flota de AiBT incluye tres aeronaves, y la cuarta entrará en servicio en 2024.

«En resumen, tenemos el avión, el personal, las instalaciones y el certificado. Así que ya podemos operar misiones como nuestra propia compañía aérea», dijo Benoît.

Aumento de la experiencia operativa

Inicialmente, AiBT está empezando con vuelos en la red existente de Airbus.

«Es muy importante que no empecemos con vuelos mundiales largos y complejos, sino que nuestras tripulaciones de vuelo y equipos de tierra adquieran experiencia con vuelos cortos contratados por ATI. Estos vuelos comenzaron en noviembre para rutas a Saint Nazaire, Hamburgo, Bremen, Sevilla, etc. Este enfoque permite a AiBT probar sus procedimientos internos y formar a todo el mundo, especialmente a los nuevos pilotos, antes de reanudar su actividad principal de misiones de larga distancia», señala Benoît.

Reclutamiento y formación de nuevos pilotos de Beluga

Dado que el BelugaST es exclusivo de Airbus, no existe una fuente inmediata de pilotos «cualificados» en el mercado laboral externo. Por lo tanto, los pilotos de otros tipos de aviones habituales tendrían que ser contratados y formados para obtener la habilitación de tipo en el Beluga, lo que lleva algún tiempo.

Para llenar este vacío, AiBT ha llegado a un acuerdo para que 12 de los pilotos de ATI se incorporen como capitanes o primeros oficiales durante un máximo de tres años. Tras este periodo provisional, estos pilotos volverán a ATI para volar en la flota en expansión de A330-200 BelugaXL.

Paralelamente, AiBT está reclutando activamente a pilotos, de los cuales ya se han incorporado nueve, lo que contribuirá a una necesidad total de unos 36 pilotos para 2026.

«Buscamos sobre todo pilotos con experiencia en A300 y A310, una familia que comparte la misma cabina y los mismos sistemas que el Beluga», señala Olivier. «Sin embargo, hay que seguir un camino de formación bastante largo para convertirse en primer oficial del BelugaST y luego ascender a capitán. Y por eso necesitamos esta colaboración con los ex pilotos de Airbus-ATI que acompañarán nuestro desarrollo durante un máximo de tres años.»

Por ello, AiBT ha forjado una estrecha relación con el Centro de Formación de Airbus en Toulouse -destinado a ser su «Organización de Formación Aprobada» oficial designada por la EASA-, donde los pilotos de AiBT pueden utilizar el simulador de vuelo completo del A300/A310 para la habilitación de tipo y para la formación y los controles recurrentes.

También te puede interesar