GE Aviation y Safran lanzan programa de tecnología avanzada para motores sostenibles.

GE Aviation y Safran han lanzado este lunes un audaz programa de desarrollo tecnológico cuyo objetivo es reducir en más de un 20% el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en comparación con los motores actuales. El programa CFM RISE (Innovación Revolucionaria para Motores Sustentables) demostrará y madurará una gama de tecnologías nuevas y disruptivas para futuros motores que podrían entrar en servicio a mediados de la década de 2030.

Te puede interesar: Rolls Royce en conversaciones con Boeing sobre el programa 797.

Las compañías también han firmado un acuerdo que amplía la asociación CFM International 50/50 hasta el año 2050, declarando su intención de liderar el camino hacia una aviación más sostenible en línea con el compromiso de la industria de reducir a la mitad las emisiones de CO2 para el año 2050.

«La relación entre GE y Safran es hoy la más fuerte que jamás haya existido. Juntos, a través del programa de demostración de tecnología RISE, estamos reinventando el futuro del vuelo, llevando al mercado un conjunto avanzado de tecnologías revolucionarias que llevarán a la próxima generación de aeronaves de pasillo único a un nuevo nivel de eficiencia de combustible y reducción de emisiones. Nos adherimos plenamente al imperativo de la sostenibilidad. Como siempre hemos hecho en el pasado, cumpliremos con el futuro», dijo John Slattery, Presidente y Director General de GE Aviation.

Te puede interesar: Airbus prepara el lanzamiento de la versión de carga del A350.

Las tecnologías en el marco del programa RISE servirán de base para la próxima generación de motores CFM, que podría estar disponible a mediados de la década de 2030. Los objetivos del programa incluyen la reducción del consumo de combustible y de las emisiones de CO2 en más de un 20% en comparación con los motores más eficientes de la actualidad, así como la garantía de una compatibilidad del 100% con fuentes de energía alternativas, como los combustibles de aviación sostenibles y el hidrógeno.

Un aspecto central del programa es la eficiencia propulsora de vanguardia para el motor, que incluye el desarrollo de una arquitectura de ventilador abierta. Se trata de un elemento clave para lograr una eficiencia de combustible significativamente mejorada, al tiempo que se ofrece la misma velocidad y experiencia de cabina que los actuales aviones de un solo pasillo. El programa también utilizará la capacidad eléctrica híbrida para optimizar la eficiencia del motor y permitir la electrificación de muchos sistemas del avión.

El programa está dirigido por un equipo de ingeniería conjunto de GE y Safran que ha trazado una amplia hoja de ruta tecnológica que incluye palas de ventilador de material compuesto, aleaciones metálicas resistentes al calor, compuestos de matriz cerámica (CMC), capacidad eléctrica híbrida y fabricación aditiva. El programa RISE incluye más de 300 componentes, módulos y motores completos. Está previsto que un motor de demostración comience las pruebas en las instalaciones de GE y Safran a mediados de esta década y que las pruebas de vuelo se realicen poco después.

También te puede interesar