EEUU: TSA reanudará la formación en defensa personal de los empleados de las aerolíneas.

Los funcionarios federales citaron el aumento de incidentes relacionados con pasajeros perturbadores y a veces violentos para reanudar la formación en defensa personal para auxiliares de vuelo y pilotos de aerolíneas.

Te puede interesar: El Boeing 737 MAX 10 realiza su primer vuelo de prueba.

Las clases, que son voluntarias para el personal de vuelo de las aerolíneas, se interrumpieron el año pasado a causa del COVID-19. La Administración de Seguridad en el Transporte dijo que se reanudarán a principios de julio.

La medida fue elogiada por los líderes de los principales sindicatos de auxiliares de vuelo, que presionaron para crear los programas de formación tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, informó Associated Press.

La Administración Federal de Aviación dijo esta semana que las aerolíneas han informado de más de 3.000 incidentes relacionados con pasajeros indisciplinados desde el 1 de enero, y que muchos de ellos tienen que ver con pasajeros que se niegan a cumplir con un requisito federal de llevar máscaras faciales. La agencia no ha hecho un seguimiento de estos informes en años anteriores, pero un portavoz dijo que era seguro asumir que las cifras de este año son las más altas de la historia.

Te puede interesar: Cathay trabaja con Airbus en un sistema de piloto único para vuelos de larga distancia.

Desde que anunció una «política de tolerancia cero» contra los pasajeros indisciplinados en enero, la FAA ha hecho públicas las posibles multas -algunas de ellas superiores a 30.000 dólares- contra docenas de pasajeros y ha investigado más de 400 casos. Según los datos de la FAA, esta cifra triplica la media anual de casos de la última década.

Entre los incidentes más salvajes se encuentra uno ocurrido el mes pasado en un avión de Southwest en San Diego, California. Un vídeo grabado por otro pasajero mostraba a una joven golpeando a una auxiliar de vuelo en la cara. La mujer fue acusada de un delito de agresión.

Un vídeo de la TSA sobre una clase de formación muestra a los auxiliares de vuelo practicando movimientos con un maniquí, apuntando a zonas vulnerables como los ojos, las orejas y la ingle.

El funcionario que actualmente dirige la TSA, Darby LaJoye, dijo que la agencia espera que las tripulaciones de las aerolíneas nunca tengan que utilizar el entrenamiento, pero que es fundamental que estén preparadas para cualquier situación que pueda surgir.

Después del 11 de septiembre, los sindicatos querían que la formación en defensa personal fuera obligatoria y que las tripulaciones recibieran una remuneración por asistir a ella, pero las aerolíneas se resistieron, por lo que las clases son voluntarias. Montgomery dijo que el número de auxiliares de vuelo que participan «es un porcentaje muy bajo».

Sara Nelson, presidenta de la Asociación de Auxiliares de Vuelo, que también defendía la obligatoriedad de las clases, elogió sin embargo a la TSA por reiniciar ahora las voluntarias debido al aumento de los enfrentamientos en los vuelos.

«Esto debería enviar un mensaje al público de que estos sucesos son serios» y que los auxiliares de vuelo están ahí para garantizar «la seguridad de todos en el avión», dijo.

También te puede interesar