Air France-KLM añade un recargo por biocombustible a los billetes.

Air France-KLM informó este lunes que añadirá un recargo de hasta 12 euros (13,50 dólares) en sus billetes para intentar compensar el coste de utilizar un combustible de aviación sostenible más caro.

Air France dijo que el recargo por combustible se añadirá a los billetes a partir del 10 de enero.

Los viajeros en clase económica pagarán entre uno y cuatro euros más, mientras que los de clase business pagarán entre 1,5 euros y 12 euros, dependiendo de la distancia a su destino, dijo en un mensaje a sus clientes.

Lufthansa está interesada en el 40% de ITA Airways.

El socio holandés de Air France, KLM, y la filial de bajo coste Transavia también aplicarán el recargo en los vuelos que salgan de Francia y los Países Bajos, anunció la compañía, que añadió que sustituye entre el 0,5% y el 1% del queroseno que utiliza por la alternativa sostenible, informó AFP.

El combustible de aviación sostenible o SAF se fabrica principalmente con aceite de cocina usado o con residuos forestales o agrícolas, y permite a las aerolíneas reducir las emisiones de carbono en un 75% en comparación con el queroseno a lo largo del ciclo de vida del combustible.

En la actualidad, el combustible para aviones representa entre el 20% y el 30% de los costes de las compañías aéreas.

La adopción del SAF, que es entre cuatro y ocho veces más caro, ha sido lenta.

Los niveles actuales de producción están muy por debajo de lo que se necesitaría para alimentar la flota de aviones del mundo.

Ryanair cerrará su base de Frankfurt.

En 2019, el combustible sostenible representó menos del 0,1% de los 360.000 millones de litros de combustible utilizados por la industria de la aviación.

Air France dijo que confiaba en que el coste de los FAE bajaría a medida que más países europeos comenzaran a producirlos en masa.

El jueves, la aerolínea empezará a ofrecer a los pasajeros que deseen reducir la huella de carbono de su vuelo la posibilidad de hacer una donación para la compra de combustible extra sostenible.

Air France se compromete a que cada euro donado se invierta en SAF.

El tráfico aéreo representa entre el 2,5% y el 3% de las emisiones mundiales de carbono. El sector aspira a ser neutro en carbono para 2050, tanto invirtiendo en aviones que consuman menos queroseno como utilizando combustible más limpio.

En virtud de una nueva ley que entró en vigor en Francia el 1 de enero, las compañías aéreas que reposten en el país están obligadas a utilizar al menos un 1% de combustible sostenible en su mezcla de combustibles, proporción que aumentará al 2% en 2025 y al 5% en 2030.

También te puede interesar